Evantoura

Playa Kaputas Costa Turquesa Turquia

Ruta por la Costa Turquesa de 7 días. De Antalya a Esmirna en coche

Aunque Turquía es conocida sobre todo por lugares como Estambul o la Capadocia, la zona del Mediterráneo tiene muchos lugares fascinantes que descubrir. Además de por sus playas, la Costa Turquesa es el destino perfecto para los amantes de la historia. Toda esta zona esconde algunas de las mejores ruinas que ver en Turquía, así que no te la puedes perder.

En este post, tienes toda la información que necesitas para planificar tu ruta por la Costa Turquesa por libre.

Cómo visitar la Costa Turquesa por libre alquilando un coche

Si quieres conocer bien la zona, la mejor forma de moverse es en coche de alquiler. Ten en cuenta que las distancias son largas. Nosotros fuimos desde Antalya hasta Esmirna (aunque la ruta también se puede realizar en sentido contrario), lo cual suponen más de 700 km con paradas intermedias y algún que otro desvío hacia zonas de interior, como te detallo más abajo. Por lo tanto, lo más sencillo es alquilar el coche en una ciudad y devolverlo en la otra para no tener que deshacer el camino. Esto suele encarecer un poco el precio del alquiler, pero es un gran ahorro de tiempo y cansancio.

Después de mucho investigar, nosotros alquilamos el coche con WindyCar, una empresa local que ofrecía el mejor precio. Los 7 días nos salieron por unos 450€ al cambio del momento con seguro a todo riesgo incluido (precios de julio de 2023), con recogida en el aeropuerto de Antalya y devolución en el aeropuerto de Esmirna. Y la verdad es que no tenemos queja. Todo fue bien, el coche estaba en buen estado y el trato en el aeropuerto de Antalya fue inmejorable, así que lo recomiendo.

Para alquilar un coche en Turquía, solo necesitas tu carné de conducir español y una tarjeta de crédito donde te congelarán una cantidad a modo de depósito (práctica frecuente en todas las compañías de alquiler).

Por último, solo añadir que las carreteras están en muy buen estado, por lo que conducir por esta zona no debería plantear ningún tipo de problema. Un poco más de caos sí que encontrarás a la entrada de las principales ciudades y al callejear por ellas. En la medida de lo posible, te recomiendo reservar hoteles con parking incluido.

Itinerario de 7 días por la Costa Turquesa: qué ver y qué hacer

Voy avisando ya de que es un itinerario bien cargadito, no apto para aquellos que buscan tranquilidad. Nosotros tuvimos que exprimirlo al máximo porque luego continuamos nuestro viaje hacia Sanliurfa para visitar Göbekli Tepe y Karahan Tepe, para después terminar en la Capadocia. Pero lo mejor de organizar tus viajes por libre es que puedes decidir qué incluir o qué quitar en tu ruta según tus intereses. O si consigues rascar algún día más de vacaciones, mucho mejor.

Así que, yo te cuento por aquí todo lo que hicimos nosotros, pero tú quédate solo con lo que te interese:

  • Día 1: Antalya y alrededores
  • Día 2: Antalya – Olympos – Demre y Myra – Kaş
  • Día 3: Kaş – Playa de Kaputaş – Ruinas de Xanthos y Letoon – Ölüdeniz
  • Día 4: Playa de Ölüdeniz – Kayaköy – Fethiye – Pamukkale
  • Día 5: Afrodisias y Pamukkale
  • Día 6: Pamukkale – Éfeso – Esmirna
  • Día 7: Esmirna y Pérgamo
¡TE AYUDO A ORGANIZAR TU VIAJE A TURQUÍA!

Si la planificación del viaje se te está haciendo cuesta arriba, yo te puedo echar una mano 🙂

Pide un itinerario personalizado o reserva una sesión de asesoría conmigo.

Día 1: Antalya y alrededores

Empezamos el primer día de nuestra ruta descubriendo Antalya y sus alrededores, incluyendo el Teatro de Aspendos y las cascadas Düden.

Teatro de Aspendos, el teatro romano mejor conservado de Turquía

La primera parada fue el Teatro de Aspendos. A unos 45 km de Anatalya (50 min en coche), este monumental teatro nos dejó con la boca abierta. Posiblemente sea el teatro más espectacular que haya visto nunca (y he visto unos cuantos). De hecho, es uno de los mejor conservados del mundo. Data del siglo II d.C. y tiene capacidad para 15.000 espectadores. Gracias a su buena acústica, todavía sigue albergando conciertos y actuaciones.

Dando una vuelta por el recinto, encontramos también otras ruinas, como las del estadio, la basílica o el acueducto, pero la verdad es que hay que echarle imaginación.

Teatro de Aspendos Turquía
Si vas a visitar varios museos y sitios arqueológicos durante tu viaje a Turquía, te recomiendo comprar el Museum Pass. Se trata de una tarjeta que te da acceso a prácticamente todos los monumentos del país durante 15 días (todos los que menciono en este post están incluidos en el Museum Pass). La puedes comprar directamente en la taquilla del primer monumento que visites y, una vez la tengas, te podrás saltar la cola en todos los demás. Nosotros compramos en Museum Pass porque íbamos a visitar otras zonas del país pero, si solo te vas a quedar en la Costa Turquesa, también puedes comprar el Museum Pass The Mediterranean, con validez de 7 días (¡aunque cuidado porque Éfeso y Pérgamo no están incluidos en este!).

Cascadas Düden, una impresionante caída de agua a las afueras de Antalya

Aprovechando que ya habíamos cogido el coche, nos acercamos a ver las cascadas Düden, que se encuentran a unos 9 km del centro de la ciudad. La peculiaridad de estas cascadas es que desembocan directamente en el mar. La verdad es que son una pasada si no fuera por los edificios de los alrededores, que estropean el paisaje.

Cascadas Duden Turquía

Antalya: qué ver en la ciudad más bonita de la Costa Turquesa

Antalya es una de las ciudades más grandes de Turquía, pero el casco histórico se ve enseguida. Nosotros le dedicamos toda la tarde. Algunos de los puntos de interés principales son la Puerta de Adriano, la Torre del Reloj y la Torre Hidirlik, pero lo mejor es perderse por las callejuelas del centro sin rumbo alguno, que tienen muchísimo encanto. Me recordaban mucho a las de los pueblos de las islas griegas. También te recomiendo dar una vuelta por el puerto y, si tienes tiempo y te interesa, puedes visitar el Museo Arqueológico de Antalya, con una colección de objetos encontrados a lo largo de los siglos.

Una cosa a tener en cuenta si vas a Antalya en coche es que el centro histórico está cerrado al tráfico y solo pueden acceder aquellas personas que estén alojados dentro de él. Si, como era nuestro caso, tienes un hotel en esta zona, tendrás que darle el nombre al vigilante de la garita para que te deje pasar.

Día 2: Antalya – Olympos – Demre y Myra – Kaş

Este día salimos de Antalya por la mañana rumbo a Kaş, donde pasaríamos la noche. Por el camino, paramos en Olympos, Demre y Myra. Olympos fue una adición de última hora por recomendación de una amiga, lo que nos hizo ir más ajustados de tiempo. Aun así, recomiendo incluirlo en tu itinerario. A continuación, te cuento más acerca del lugar.

Olympos, ruinas de una antigua ciudad que desembocan en la playa

Olympos, fundada en el siglo III a.C., fue un importante centro económico y una ciudad que llegó a estar densamente poblada. Los restos de la antigua ciudad de Olympos se extienden a ambos lados del río que formó este valle y aún se pueden encontrar ruinas escondidas entre densos arbustos y vegetación.

El lugar también es conocido por su playa, a la que solo se puede acceder a través de las ruinas. No obstante, a nosotros no nos pareció nada del otro mundo.

Demre y la Iglesia de San Nicolás

Tras pasar la mañana explorando las ruinas de Olympos, pusimos rumbo a Demre, una ciudad en la que destaca sobre todo la Iglesia de San Nicolás, famosa por sus pinturas muy bien conservadas. Merece la pena parar a verla por dentro.

Iglesia San Nicolas Demre Turquía
Pinturas en el interior de la Iglesia de San Nicolás en Demre

Myra: tumbas licias y anfiteatro

A tan solo 2 km del centro de Demre, se encuentra la antigua ciudad de Myra, que cuenta con dos atractivos principales: las tumbas licias, que fueron las más impresionantes que vimos en todo el viaje, y el anfiteatro, también muy bien conservado.

Tumbas licias Myra Turquía
Tumbas licias de Myra

Kaş, uno de los mejores pueblos que ver en la Costa Turquesa

Kaş es un lugar que me enamoró con sus pequeñas callejuelas. Aunque tiene algunos puntos de interés, como el sarcófago del rey o las tumbas licias, lo mejor es perderse por sus calles sin rumbo. Aquí también puedes visitar el Anfiteatro de Antiphellos, situado frente al mar.

Por desgracia, cuando llegamos estaba a punto de anochecer, así que no pudimos ver gran cosa, pero aprovechamos la mañana siguiente para dar una vuelta antes de poner rumbo a nuestro siguiente destino, la playa de Kaputaş.

Día 3: Kaş – Playa de Kaputaş – Ruinas de Xanthos y Letoon – Ölüdeniz

Después de dar una última vuelta por Kaş, fuimos a pasar el resto de la mañana en la playa de Kaputaş para luego continuar con las siguientes paradas del viaje.

Playa de Kaputaş, la mejor playa de la Costa Turquesa

Kaputaş es una de las playas más famosas de la zona y la verdad es que no me extraña. Con aguas cristalinas y de color azul intenso, es el lugar perfecto para pasar una mañana de relax. La verdad es que para ser tan conocida, no me pareció que estuviera para nada masificada.

Para llegar hasta ella, hay que dejar el coche en el arcén de la carretera y bajar por unas escaleras. La playa cuenta con un chiringuito donde venden refrescos y algo de picar y también tiene servicio de hamacas y sombrillas.

Si te da la hora de comer, te recomiendo muchísimo este restaurante junto al mar. Lo lleva una familia y comimos un pescado buenísimo, fresco de ese mismo día, y a muy buen precio.

Playa Kaputas Costa Turquesa Turquia

Ruinas de Xanthos

Si no eres mucho de ruinas, opino que tanto estas como las de Letoon son prescindibles. Ambos lugares son más bien interesantes por su importancia histórica, pero a día de hoy no quedan más que un puñado de «piedras».

Xanthos fue la capital de la Unión Licia y sus orígenes se remontan al 1200 a.C. Destacan sobre todo el teatro y los dos monumentos funerarios que se encuentran junto a él, aunque la ciudad se extiende mucho más allá.

Ruinas de Xanthos Turquía

Ruinas de Letoon

Letoon es una ciudad fundada en honor a Leto, la madre de los dioses Apolo y Artemisa. Aquí, destacan el teatro romano del siglo II a.C., junto a la entrada, y los tres templos contiguos dedicados a Apolo (izquierda), Artemisa (centro) y Leto (derecha). También sobresale el ninfeo, una fuente ornamental con estatuas.

Ruinas de Letoon Turquía
Templo de Leto en Letoon

Tienes otro post en el blog donde te hablo más en profundidad de las ruinas de Xanthos y Letoon.

Alojamiento en Ölüdeniz

Llegamos a Ölüdeniz ya a última hora de la tarde, donde teníamos reservado el alojamiento para esa noche. La verdad es que según llegamos, ya nos queríamos ir. Nada que ver con sitios como Antalya o Kaş. Más bien parecía Benidorm, lleno de locales de fiesta. Desde luego, no es el sitio idóneo si vas con niños o si buscas una estancia tranquila.

Día 4: Playa de Ölüdeniz – Kayaköy – Fethiye – Pamukkale

¡Otro día intenso con muchos kilómetros por delante!

Playa de Ölüdeniz, una de las más famosas de la Costa Turquesa

Esta playa forma parte de un parque nacional y es famosa por su denominada Laguna Azul. La verdad es que con las fotos a vista de pájaro que se ven por Internet uno no puede resistir las ganas de incluir esta playa en la lista de cosas que hacer en la Costa Turquesa. Sin embargo, en la realidad, la playa no nos pareció para tanto. Tienes que tener en cuenta que tú no la ves desde arriba. Además, para nuestro gusto, estaba demasiado masificada con empresas de alquiler de tumbonas y hasta un Starbucks. Nada que ver con Kaputaş.

Conclusión: para mí, es bastante prescindible. Quizá sea más interesante animarte a tirarte en parapente, una actividad muy popular en la zona, y disfrutar de las vistas desde las alturas.

Expectativa:

Realidad:

Playa Oludeniz Turquía

Kayaköy, la ciudad fantasma de Turquía

Kayaköy estaba en mi lista de «paradas opcionales», pero me alegro de haberle dedicado un ratito. Se encuentra a tan solo 8 km de Ölüdeniz y era un antiguo asentamiento griego conocido como Levissi. La ciudad llegó a ser bastante grande, con alrededor de 3.500 viviendas. Su declive comenzó en 1923, cuando se desencadenó el «intercambio de población» entre Grecia y Turquía y los griegos fueron obligados a abandonar la ciudad. Más tarde, musulmanes provenientes de Macedonia ocuparon las casas, pero abandonaron la ciudad poco después. En la actualidad, el pueblo fantasma de Kayaköy es un museo al aire libre con las ruinas de alrededor de 500 casas y tres iglesias.

Kayakoy ciudad fantasma Turquía

Fethiye, una de las ciudades que ver en la costa mediterránea

Nuestra parada en Fethiye fue breve, ya que luego nos quedaban unos cuantos kilómetros por recorrer antes de llegar a Pamukkale. Eso sí, aquí disfrutamos de una de las mejores comidas del viaje en el restaurante Mozaik Bahçe, de cocina tradicional. ¡Recomendadísimo!

Después, nos dimos una vuelta por su bazar, uno de los más chulos de Turquía (aunque ninguno como el de Sanliurfa), y fuimos a ver las tumbas licias de Amyntas. Por lo demás, Fethiye no tiene mucho más que ver, así que con dedicarle un par de horas tendrás más que suficiente.

Y ya pusimos rumbo a Pamukkale, donde pasaríamos la noche. AVISO IMPORTANTE: no encontrarás ninguna gasolinera durante varios kilómetros, por lo que te aconsejo echar gasolina antes de salir de Fethiye.

Alojamiento en Pamukkale

En el propio pueblo de Pamukkale encontrarás varias opciones de alojamiento. Es un buen lugar para establecer como base para las excursiones del día siguiente. Muchos hoteles, además, suelen contar con piscina.

Algo que me sorprendió de Pamukkale fue su poco ambiente por la noche. Tratándose de un lugar tan turístico, pensaba ver más movimiento. Pero incluso nos costó encontrar un restaurante que sirviera cenas más allá de las 21:00, lo cual no había sido un problema en nuestras paradas anteriores. Así que, si llegas tarde como nosotros, es algo a tener en cuenta.

🛌​ Reserva tu alojamiento en Pamukkale con mi enlace y ayúdame a seguir creando contenido gratuito. A ti no te cuesta nada y yo me llevo una pequeña comisión que me permite mantener este blog con vida 🙂

Día 5: Afrodisias y Pamukkale

Mucha gente se queda solo en Pamukkale pero, si te gusta la historia, te recomiendo incluir una excursión a Afrodisias también. Estuvimos prácticamente solos.

Afrodisias, uno de los sitios arqueológicos más importantes de Turquía

La ciudad de Afrodisias se encuentra a unos 95 km de Pamukkale (1h20min en coche aproximadamente) y está dedicada a Afrodita, diosa del amor y la belleza. Fue incluida en la Lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO en 2017 y en ella destaca sobre todo su imponente estadio, el mejor conservado del mundo antiguo. Al igual que me impactó el Teatro de Aspendos, este estadio me dejó también con la boca abierta.

Pero además del estadio, Afrodisias cuenta con muchísimos otros puntos de interés. No me detendré demasiado, ya que tienes más información en el post sobre las mejores ruinas de Turquía.

Ruinas de Afrodisias Turquía
Estadio de Afrodisias

Pamukkale, el castillo de algodón de Turquía

Pamukkale es uno de los principales atractivos del país. Además del castillo de algodón y sus blancos travertinos, aquí puedes visitar las ruinas de Hiérapolis (incluidas en la entrada a Pamukkale) y la piscina de Cleopatra, que se paga aparte. Tienes en el blog otro post sobre cómo organizar la visita a Pamukkale por libre con muchísima más información, como qué ver, qué acceso utilizar, a qué hora es mejor visitarlo y otros consejos.

Pamukkale Turquía

Día 6: Pamukkale – Éfeso – Esmirna

Esta mañana, pusimos rumbo a nuestra siguiente parada del viaje, las ruinas de Éfeso, para acabar el día en la ciudad de Esmirna, donde terminaríamos nuestra ruta por la Costa Turquesa.

🩺 ¡NUNCA VIAJES SIN SEGURO MÉDICO! Uno nunca sabe lo que puede pasar… Yo siempre contrato los seguros de Mondo. Además, me dan un 5% de descuento para todos mis lectores, ¡así que aprovecha!

Éfeso, un imprescindible que ver en la Costa Turquesa

O eso es lo que suelen decir. Pero la verdad es que nos decepcionó bastante. Habiendo visto ruinas como las del Teatro de Aspendos o el estadio de Afrodisias, donde estábamos prácticamente solos, en Éfeso no nos encontramos más que una oleada de turistas, que le quitan todo el encanto al lugar (aparte de un sol y un calor de justicia, sin ninguna sombra bajo la que cobijarse). Nada que envidiar al resto de sitios arqueológicos que vimos durante el recorrido.

Éfeso es famoso sobre todo por la Biblioteca de Celso, aunque tiene muchísimos otros puntos de interés, como las letrinas, el teatro o las casas en terraza. Más información en este post.

Éfeso Turquía
Biblioteca de Celso en Éfeso

Esmirna: qué ver y qué hacer en la tercera ciudad más grande de Turquía

Llegamos a Esmirna por la tarde (algo más de una hora en coche desde Éfeso), donde haríamos noche. Nada más llegar, fuimos a dar una vuelta para explorar la ciudad. Estas son algunas de las cosas que ver:

  • Plaza Konak. Es el corazón de la ciudad. Aquí destacan la Torre del Reloj y la pequeña mezquita Konak.
  • Bazar. Como en todas las ciudades de Turquía, no podía faltar el bazar. El de Esmirna es bastante grande, con muchas calles donde encontrarás todo tipo de productos. Pero cuidado con los horarios. Fuimos a última hora de la tarde y nos encontramos todos los puestos cerrados. Por la mañana, empiezan a abrir alrededor de las 9:00-10:00. Cerca de la mezquita Hisar, también encontrarás varios sitios donde tomar algo.
  • Ágora, el centro de la vida política, administrativa y comercial en la antigüedad, del que todavía quedan algunos restos. Prescindible si no tienes mucho tiempo.
  • Asansör. Este ascensor gratuito une la parte baja de la ciudad con el barrio judío, en lo alto. Durante el trayecto, escucharás una musiquita y el ascensor cuenta con paneles informativos sobre su historia en el interior. Merece la pena por las vistas que se obtienen desde lo alto, aunque el barrio en sí no tiene mucho que ver.

Día 7: Esmirna y Pérgamo

Terminamos de ver lo que nos quedaba de Esmirna y, luego, pusimos rumbo a nuestra última parada de esta parte del viaje: Pérgamo.

Pérgamo, otro lugar que visitar si eres amante de las ruinas

La ciudad de Pérgamo, que también forma parte del Patrimonio Cultural de la Humanidad desde 2014, es otro de los lugares con mayor importancia histórica de la zona y cuyos orígenes se remontan al siglo VII a.C. Aquí destacan sobre todo su teatro, desde donde se tienen magníficas vistas de la ciudad, el Templo de Trajano y el altar de Zeus, que ahora podemos encontrar en el museo de Pérgamo en Berlín. En este post tienes más información acerca de este lugar y sobre cómo planificar la visita.

Ruinas de Pérgamo Turquía
Templo de Trajano en Pérgamo

Y aquí termina nuestro recorrido por la Costa Turquesa, pero Turquía tiene muchísimos otros lugares interesantes por descubrir. Al final de este post, te dejo otros enlaces a artículos del blog con más información para organizar tu viaje por libre.

Mapa de la ruta por la Costa Turquesa

En el mapa de aquí abajo puedes visualizar la ruta. Cada color corresponde a un día de viaje:

mondo

LISTA DE COSAS QUE HACER ANTES DE TU VIAJE

🛌  Reservar tu alojamiento. Reservando con mi enlace, contribuyes a mantener este blog con vida y a que pueda seguir compartiendo más información gratuita sobre destinos de todo el mundo.

🩺​ Contratar un seguro médico de viaje o un seguro de cancelación (con un 5% de descuento por ser lector del blog)


MÁS CONTENIDO SOBRE TURQUÍA PARA AYUDARTE A PLANIFICAR TU VIAJE

👉 Pamukkale, el castillo de algodón de Turquía. Qué ver y cómo organizar la excursión por libre

👉 Las 10 mejores ruinas que ver en Turquía

👉 Qué hacer en la Capadocia en 2 ó 3 días. Mejores lugares que visitar por libre

👉 Montar en globo en la Capadocia: cuánto cuesta, qué saber y otros consejos. ¿Merece la pena?

👉 Cómo vestir en Turquía. Reglas de vestimenta y qué llevar en la maleta

👉 Göbekli Tepe y Karahan Tepe: cómo visitar los templos más antiguos del mundo

👉 Turquía: ruta de 15 días recomendada

Deja un comentario