Evantoura

Ruinas Hierápolis Turquía

Las 10 mejores ruinas que ver en Turquía

Además de por lugares como Estambul o el famoso castillo de algodón de Pamukkale, Turquía es uno de los mejores destinos en el mundo para los amantes de la arqueología y la historia. Su territorio ha sido testigo de civilizaciones que han florecido y desaparecido a lo largo de los milenios, dejando tras de sí un legado impresionante en forma de majestuosas ruinas arqueológicas. Desde la icónica biblioteca de Éfeso hasta las enigmáticas ruinas de Göbekli Tepe y Karahan Tepe, Turquía esconde auténticas joyas esparcidas por toda su geografía.

En este post, hacemos un recorrido por los mejores sitios arqueológicos de Turquía que no pueden faltar en tu visita.

Si vas a visitar varios museos y sitios arqueológicos durante tu viaje a Turquía, te recomiendo comprar el Museum Pass. Se trata de una tarjeta que te da acceso a prácticamente todos los monumentos del país durante 15 días (todos los que menciono en este post están incluidos en el Museum Pass). La puedes comprar directamente en la taquilla del primer monumento que visites y, una vez la tengas, te podrás saltar la cola en todos los demás.

Göbekli Tepe y Karahan Tepe, los templos más antiguos del mundo

Empezamos esta lista de ruinas que ver en Turquía con dos yacimientos arqueológicos con unos 12.000 años de antigüedad, lo que los convierte en los templos más antiguos del mundo conocidos hasta el momento. Göbekli Tepe y Karahan Tepe se encuentran en el sureste de Turquía, cerca de la frontera con Siria. La ciudad más cercana que puedes utilizar como base para realizar la excursión a ambos yacimientos es Sanliurfa, una ciudad a la que, por cierto, te recomiendo dedicarle unas horas (tienes otro artículo en el blog con las cosas que ver en Sanliurfa).

Descubiertos en 1994 y 1997 respectivamente, Göbekli Tepe y Karahan Tepe presentan características similares, con pilares de piedra tallada y geoglifos con representaciones de animales que inquietan tanto a arqueólogos como visitantes. Ambos santuarios son considerados el germen de las primeras civilizaciones humanas y nos permiten hacernos una idea de cómo vivía el hombre hace más de 12.000 años. No me detendré en ellos mucho más, ya que en el blog tienes otro artículo completo dedicado a cómo visitar Göbekli Tepe y Karahan Tepe por libre, con más información acerca de la historia de estos templos y datos prácticos para preparar tu visita. Lo que sí quisiera mencionar es que, al contrario que el resto de sitios arqueológicos que mencionaré a continuación, a estos dos llegan muchísimos menos visitantes, probablemente por encontrarse fuera de los típicos circuitos turísticos. De hecho, en Karahan Tepe estuvimos completamente solos, lo que siempre permite disfrutar más de la visita.

Tiempo estimado de visita: 1-2 horas en Göbekli Tepe, incluyendo el centro de visitantes, y no más de media hora en Karahan Tepe. A eso, has de añadirle el tiempo que se tarda en ir de uno a otro, aproximadamente 1 hora en coche.

Éfeso, las ruinas más famosas que visitar en Turquía

Seguimos esta lista de sitios arqueológicos en Turquía con las ruinas por excelencia que ningún turista se quiere perder: la antigua ciudad de Éfeso. Capital de la antigua ciudad de Anatolia e incluida en la Lista de Patrimonio Mundial, su historia se remonta al 7000 a.C. y fue una de las metrópolis más importantes del mundo antiguo, actuando como puerta de entrada y ciudad portuaria entre Oriente y Occidente. Desempeñó, además, un papel importante en la ciencia, la cultura y el arte a lo largo de su historia, y algunos de sus monumentos nos han llegado hasta nuestros días.

A continuación, te explicaré qué ver en el sitio arqueológico pero, antes de nada, me gustaría empezar aclarando que fue uno de los sitios que más me decepcionó. Durante nuestra ruta por la Costa Turquesa de 7 días, habíamos visto impresionantes ruinas como las del Teatro de Aspendos o Afrodisias, de las que también te hablo más abajo. Siendo sincera, a pesar de su popularidad, Éfeso no me pareció que tuviera nada que envidiar a las anteriores y, encima, está muy masificado (por no hablar del calor de justicia que hizo ese día), mientras que en lugares como Afrodisias habíamos estado prácticamente solos.

¡TE AYUDO A ORGANIZAR TU VIAJE A TURQUÍA!

Si la planificación del viaje se te está haciendo cuesta arriba, yo te puedo echar una mano 🙂

Pide un itinerario personalizado o reserva una sesión de asesoría conmigo.

Aun así, creo que debes juzgar por ti mismo, así que aquí te cuento qué ver y cómo organizar tu visita a Éfeso. En primer lugar, empecemos localizándolo en el mapa. Éfeso se encuentra al oeste de Turquía, cerca de Esmirna, la tercera ciudad más grande del país. De hecho, te recomiendo utilizar esta ciudad como base para realizar la excursión al sitio arqueológico. Una vez allí, hay dos puertas de entrada. Nosotros utilizamos el acceso sur, que se encuentra justo en este punto, y comenzamos el recorrido por los 900 metros que separan la entrada del teatro, el último monumento que visitamos dentro del recinto. Estos son los principales puntos de interés que encontrarás a lo largo del recorrido:

  • Lo primero que te encontrarás será el Odeón, sala de asambleas y conciertos.
Odeon Éfeso Turquía
Odeón
  • Después, empezarás a descender por la Vía de los Curetos, a ambos lados de la cual encontramos numerosos edificios. Algunos de los más significativos son el Templo de Adriano y las letrinas, ambos a mano derecha.
  • Uno de los lugares más interesantes que visitar en Éfeso y al que también se accede por la Vía de los Curetos son las casas en terraza, que mantienen en muy buen estado las pinturas y mosaicos que decoraban suelos y paredes. Además, es uno de los rincones menos masificados en Éfeso, ya que se paga aparte. Pero si tienes el Museum Pass, la entrada está incluida en el precio.
Casas en terraza Éfeso Turquía
Casas en terraza
  • Justo en el punto en el que la Vía de los Curetos gira hacia la derecha, encontrarás la famosa biblioteca de Celso, el icono de Éfeso. Esta biblioteca, que data del siglo II, es una de las bibliotecas antiguas más importantes del mundo antiguo, solo por detrás de la de Alejandría y la de Pérgamo. Impresiona sobre todo por sus imponentes columnas.
Biblioteca de Celso Éfeso Turquía
Biblioteca de Celso
  • Junto a la biblioteca, podrás ver lo que queda del ágora, apenas unas cuantas columnas y algún que otro resto.
  • Por último, llegarás al teatro, con capacidad para 25.000 personas, aunque no el más impresionante de Turquía.

Como explico también en el post sobre cómo vestir en Turquía, recuerda llevar calzado cómodo, protección solar, gorra y agua, sobre todo si lo visitas durante los meses más calurosos, ya que las sombras escasean. Dentro del recinto, no hay ningún lugar para comprar comida.

Tiempo estimado de visita: 2-3 horas. Si llegas en coche, recuerda que tendrás que deshacer lo andado para volver al parking.

Mapa de los lugares de interés que ver en Éfeso

El Templo de Artemisa, una de las siete maravillas del mundo antiguo

Muy cerquita de Éfeso, encontramos el Templo de Artemisa, una de las siete maravillas del mundo antiguo. No obstante, poco queda en pie de este templo del siglo VI a.C., que llegó a ser uno de los más grandes del mundo, por delante del Partenón de Atenas. En la actualidad, muchos de los restos encontrados en las excavaciones se pueden ver en el Museo Británico de Londres.

Tiempo estimado de visita: 10 minutos

Templo Artemisa maravilla mundo antiguo Turquía
Lo único que queda en pie del templo de Artemisa, una de las siete maravillas del mundo antiguo

La antigua ciudad de Pérgamo

Pérgamo, que fue añadida a la lista del Patrimonio Cultural de la Humanidad en 2014, ha sido objeto de invasiones y destrucciones a lo largo de su historia, pero es uno de los asentamientos que ha sido habitado de forma permanente y nunca ha perdido su importancia histórica debido a su ubicación estratégica. Los vestigios del asentamiento se remontan a los períodos prehistóricos en los siglos VII, VI y V a.C. en la llanura de Bakırçay, donde se fundó la antigua ciudad de Pérgamo en lo alto de una colina. El nombre Pérgamo proviene de «Perg» o «Berg», que significa «fortaleza» o «ubicación fortificada».

Las ruinas de Pérgamo se encuentran ahora en la ciudad de Bergama, a unos 110 km al norte de Esmirna. Para llegar hasta la acrópolis, situada en lo alto, tienes dos opciones:

  • Ir en coche. Es una carretera estrecha y con curvas, por lo que la conducción no es del todo fácil. Pero la ventaja es que puedes aparcar directamente junto a la entrada.
  • Subir en teleférico, que se coge en este punto. No obstante, no es la opción más económica.

Una vez en lo alto, comienza la visita de la antigua ciudad de Pérgamo. Estos son los principales puntos de interés:

  • Después de subir por unas escaleras nada más acceder al recinto, verás que el camino se bifurca en dos. Si quieres ver los restos del famoso altar de Zeus, ahora en el museo de Pérgamo de Berlín, toma el camino de la izquierda. Ahora bien, como puedes ver en la foto de abajo, poco queda en pie.
  • Deshaciendo nuestros pasos y cogiendo esta vez el camino de la derecha, llegarás hasta el Templo de Trajano, del que todavía se conservan algunas columnas.
  • El teatro es otro de los principales atractivos de Pérgamo. Con capacidad para alrededor de 10.000 personas, es uno de los teatros más famosos del mundo antiguo, con su estructura ubicada en una empinada pendiente.

También cabe mencionar que Pérgamo contaba con la biblioteca más importante del mundo antiguo, con 200.000 volúmenes de libros. De hecho, la palabra «pergamino» viene de Pérgamo, ya que fue un descubrimiento de los pergamenos. Sin embargo, son pocos los restos de la biblioteca que han llegado a nuestros días.

Si tienes tiempo, también te puedes acercar a ver el asclepeion, situado a más de 4 km de la acrópolis, por lo que tendrás que llegar en coche. No obstante, considero que es una visita bastante prescindible si no tienes tiempo.

Tiempo estimado de visita: 1-2 horas

Las ruinas de Hierápolis en Pamukkale

Hierápolis, una antigua metrópoli cuyos orígenes se remontan al siglo II a.C., enseguida se convirtió en un destacado núcleo durante la era bizantina. La ciudad antigua se estructuraba en torno a un plan urbanístico de cuadrícula que incluía dos imponentes puertas de entrada, con calles perpendiculares que corrían paralelas a la principal. Esta arteria central, con una extensión de aproximadamente 1 kilómetro, dividía la ciudad en dos, albergando en sus flancos edificaciones públicas, talleres y comercios.

Entre los atractivos más sobresalientes se encuentra la necrópolis, situada cerca de la entrada norte, la Puerta de Domiciano, una de las entradas principales de la ciudad, el Templo de Apolo, el teatro y el Plutonio, un santuario consagrado al dios griego Plutón.

Para visitar Hierápolis, es necesario comprar la entrada combinada a Pamukkale, con la que también podrás ver el famoso castillo de algodón (entrada incluida en el Museum Pass). Te recomiendo echarle un ojo al post sobre Pamukkale y el castillo de algodón para preparar mejor esta visita.

Tiempo estimado de visita: 3-4 horas incluyendo la visita de los travertinos y la piscina de Cleopatra, que también se encuentra en el recinto.

Afrodisias: el estadio mejor conservado del mundo antiguo

Afrodisias, considerado uno de los sitios arqueológicos más importantes de Turquía, fue incluido en la Lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO en 2017. El lugar fue descubierto durante las excavaciones realizadas entre 1961 y 1990 por el arqueólogo Kenan Tevfik Erin y se encuentra a unos 95 km de Pamukkale. Sus orígenes datan del 5000 a.C., aunque fue en el siglo I a.C., durante la protección del emperador romano Augusto, cuando se construyeron importantes monumentos que aún se mantienen en pie. La ciudad perdió importancia en el siglo VI y fue completamente abandonada en el siglo XII.

Afrodisias es famosa por albergar el estadio mejor conservado del mundo antiguo, de 270 metros y capacidad para 30.000 personas. Fue construido en el siglo I a.C. como lugar de celebración de competiciones atléticas, aunque más tarde también se usó para luchas de gladiadores y otras celebraciones. A mí me dejó sin palabras. Nunca había visto nada igual.

Estadio Afrodisias Turquía
El estadio de Afrodisias, el mejor conservado del mundo antiguo

Aunque el estadio es el monumento estrella de Afrodisias, el sitio arqueológico cuenta con otros lugares de interés en los que merece la pena detenerse. Estos son algunos de los principales que te irás encontrando a lo largo del recorrido:

  • Museo de Afrodisias, junto a la entrada. Destaca sobre todo por la gran colección de sarcófagos con estatuas y relieves.
  • Puerta monumental Tetrapilon, una puerta monumental que daba acceso al Santuario de Afrodita, construida en el año 200 a.C.
  • Templo de Afrodita, del que solo quedan algunas columnas en pie. Este templo se empezó a construir a finales del siglo I a.C. y entorno al 500 a.C. se convirtió en iglesia cristiana.
  • Palacio del Obispo, una de las casas más grandes encontradas en las excavaciones, construida alrededor de un patio central.
  • Baños de Adriano, los baños públicos más grandes de Afrodisias y un importante centro de reunión, que la población utilizaba a modo de relajación y entretenimiento.
  • Teatro, que se utilizaba tanto para representaciones de teatro, como para asambleas públicas. Tenía capacidad para aproximadamente 7.000 personas.

Aquí te he dejado los principales, pero la lista podría ser aún más larga.

Tiempo estimado de visita: un par de horas

Las ruinas de Xanthos y Letoon, dos yacimientos en la Costa Turquesa

Xanthos y Letoon, incluidos en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO, se encuentran a tan solo 6 km de distancia el uno del otro, lo que hace muy fácil combinar la visita de ambos yacimientos en una mañana o en una tarde. La ciudad más cercana es Fethiye, a unos 62 km al norte.

Xanthos fue la capital de la Unión Licia y sus orígenes se remontan al 1200 a.C. Fue un pueblo muy guerrero, que dio su vida por su país y su libertad, negándose a rendirse ante el Imperio Romano, quien asesinó a toda la población y destruyó la ciudad como castigo. Los restos de la ciudad se extienden a ambos lados de la carretera, pero los mejor conservados se encuentran en el lado izquierdo. Aquí, podrás ver el teatro, construido en la segunda mitad del siglo II d.C., durante el período helenístico, y con capacidad para 2.200 personas. Junto a él, encontrarás también un par de sarcófagos. Del resto de la ciudad nos han llegado, desgraciadamente, pocos restos.

Ruinas de Xanthos Turquía
Teatro de Xanthos

Letoon, por su parte, fue fundada en honor a Leto, madre de los dioses Apolo y Artemisa, y se convirtió en uno de los centros religiosos más importantes de Licia. Aquí, encontrarás otro teatro (sí, los teatros romanos abundan por toda Turquía), con capacidad para unas 5.000 personas. No obstante, lo más destacado de Letoon son sus tres templos: el templo de Apolo (abajo a la derecha), el templo de Artemisa (centro) y el templo de Leto (arriba a la izquierda). Este último es uno de los mejor conservados del mundo. También sobresale el ninfeo, una fuente ornamental con estatuas.

Tiempo estimado de visita: 30 min – 1 hora para cada yacimiento

Las tumbas licias y anfiteatro de Myra

Los orígenes exactos de la ciudad de Myra, una de las seis principales ciudades de la antigua Licia, siguen siendo desconocidos, aunque se cree que algunas de sus ruinas se remontan al siglo V a.C. Las detalladas excavaciones e inscripciones son una muestra de la herencia griega y licia de Myra, mientras que la arquitectura del impresionante teatro nos permite saber que también estuvo bajo influencia romana. Situada junto al río Myros y rodeada de tierras fértiles, Myra fue en su día una próspera ciudad que cosechaba los frutos de la agricultura. La ciudad alcanzó un considerable desarrollo en el siglo II d.C. y fue nombrada capital de Licia en el siglo V, hasta que fue conquistada por el califa Harun al-Rashid en el año 808 d.C.

Se encuentra a tan solo 2 km de Demre, otra ciudad en la que te recomiendo parar para ver la Iglesia de San Nicolás, y es parada obligatoria si estás haciendo un recorrido por la Costa Turquesa, ya que se encuentra a medio camino entre Antalya y Fethiye.

Myra cuenta con dos atractivos principales:

  • Las tumbas licias. Estas tumbas rupestres se encuentran repartidas entre dos áreas de necrópolis y están excavadas en los lados verticales de un acantilado. Solían tallarse en forma de templo con columnas y, dependiendo de su forma y características, podemos hacernos una idea del estatus de la persona enterrada dentro. Los relieves del fondo a veces mostraban escenas de la vida de la persona.
  • El teatro romano, uno de los mejor conservados de la antigua Licia, construido durante el período romano. Contaba con capacidad para acoger a unos 11.000 espectadores.

Tiempo estimado de visita: 30 min – 1 hora

Olympos, unas ruinas junto a la playa

Olympos, que fue fundada en el siglo III a.C., era un asentamiento económicamente fuerte y llegó a estar densamente poblado, como lo demuestra el hecho de que tenía 3 votos en el Consejo de la Liga Licia. En el siglo I a.C., se convirtió en la base del líder de los piratas Zeniketes y comenzó a ser llamada «la ciudad de los piratas». Este período se extendió hasta el 78 a.C., cuando fue capturada por el famoso comandante romano Servilio Isáurico, dando comienzo al dominio romano.

La ciudad se encuentra a unos 82 km al sur de Antalya, por lo que puedes incluir una parada si estás haciendo una ruta en coche por la Turquía mediterránea.

Los restos de la antigua ciudad de Olympos se extienden a ambos lados del río que formó este valle y aún se pueden encontrar ruinas escondidas entre densos arbustos y vegetación. Algunas de las más significativas son su puente, construido sobre el río Olympos, dividiendo la ciudad en dos; la tumba monumental de Marcus Aurelius Archepolis, líder de la Liga Licia; los restos de tres iglesias; varios sarcófagos y tumbas; y un edificio con mosaicos del que apenas quedan restos en pie. Junto a algunas de estas ruinas, hay pequeñas pozas donde te puedes bañar.

Atravesando las ruinas, llegarás a la playa de Olympos, a la que solo se puede acceder a través de la antigua ciudad. No obstante, a mí no me pareció nada del otro mundo.

Tiempo estimado de visita: 1-2 horas (añade alguna hora más si te quedas en la playa)

El Teatro de Aspendos, un imprescindible que ver en Turquía

El Teatro de Aspendos, con capacidad para 15.000 espectadores, fue construido por un arquitecto llamado Zenón entre los años 138 y 164. Se trata del teatro romano mejor conservado de Turquía y del mundo y, a mí, me dejó con la boca abierta. Pocos teatros he visto en el mundo como este. Una de las razones por las que el teatro ha sobrevivido hasta nuestros días en tan buen estado es porque fue utilizado como palacio durante el período seljúcida. Además, ha jugado un papel importante en la historia de Turquía, ya que fue sede del primer festival de teatro en Turquía en 1959. Gracias a su buena acústica, el teatro sigue albergando conciertos y actuaciones, además del Festival de Ópera y Ballet de Aspendos, que se celebra cada verano.

Está ubicado a unos 46 km al este de Antalya, por lo que es una buena excursión que hacer si visitas esta ciudad.

🩺 ¡NUNCA VIAJES SIN SEGURO MÉDICO! Uno nunca sabe lo que puede pasar… Yo siempre contrato los seguros de Mondo. Además, me dan un 5% de descuento para todos mis lectores, ¡así que aprovecha!

Aunque el teatro es el monumento más emblemático, Aspendos esconde otros tesoros. El asentamiento se divide en dos partes: la Ciudad Baja y la Ciudad Alta. El teatro forma parte de la Ciudad Baja y otros restos que encontramos aquí son los del estadio pero, desgraciadamente, poco nos ha llegado hasta nuestros días. En la Ciudad Alta, verás la acrópolis, el ágora y una basílica. Y algo más alejado, podrás ver los restos de un antiguo acueducto.

Recomiendo llevar calzado cómodo, protección solar, gorra y agua, sobre todo si lo visitas durante los meses más calurosos, ya que las sombras escasean.

teatro de Aspendos Turquía
Teatro de Aspendos

Tiempo estimado de visita: 1 hora

Otros sitios arqueológicos que visitar en Turquía

Hago esta sección aparte no porque los lugares que voy a mencionar a continuación tengan menor importancia, sino simplemente porque, por falta de tiempo, no los pude incluir en mi viaje por Turquía, por lo que no puedo proporcionar información de primera mano. Aun así, este post no estaría completo sin incluir Troya, Çatalhöyük y Hattusa, todos incluidos en la Lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Troya, uno de los yacimientos arqueológicos más famosos del mundo

¿Quién no ha oído hablar del caballo de Troya? Pues bien, los acontecimientos tuvieron lugar justo aquí, en el noroeste de Turquía. Debido a su ubicación geográfica, Troya siempre ha desempeñado un papel importante como centro comercial y cultural, estableciendo las primeras relaciones entre Anatolia y otras regiones del Mediterráneo. El asentamiento más temprano en Troya se remonta a los años 3000-2500 a.C., en la Edad del Bronce Temprano.

Por lo que tengo entendido, los restos que han llegado hasta nuestros días no están tan bien conservados como los de otros sitios como Éfeso o Aspendos.

Çatalhöyük, uno de los asentamientos más antiguos de la historia

Descubierto en 1958 por J. Melleart, las excavaciones llevadas a cabo en los años 60 desenterraron 13 niveles de construcción. El nivel de asentamiento más temprano data del 6800 a.C. y el más reciente del 5500 a.C. Se trata de un conjunto de casas de diseño tetragonal, con paredes contiguas unas a otras. Cada casa es de una sola planta y consta de una habitación y un espacio de almacenamiento. El acceso a las mismas se realiza mediante escaleras de madera a través de un agujero en el techo. Çatalhöyük proporciona evidencia importante de la transición de aldeas establecidas a una aglomeración urbana, que se mantuvo en el mismo lugar durante más de 2.000 años.

Llegar a Çatalhöyük no resulta del todo sencillo, ya que se encuentra muy a desmano de los principales circuitos turísticos. Antalya, Ankara o Kayseri, todas a más de 300 km, serían las ciudades importantes más cercanas al yacimiento.

Hattusa, capital del antiguo imperio hitita

Del sitio arqueológico de Hattusha, antigua capital del imperio hitita, destaca su organización urbana. La ciudad gozó de una considerable influencia en Anatolia y el norte de Siria en el segundo milenio a.C. A nuestros días, nos han llegado construcciones como templos, residencias reales y fortificaciones.

Hattusa se encuentra a 200 km al este de Ankara y la visita comienza por el pueblo de Bogazkale.

Mapa de los mejores sitios arqueológicos que visitar en Turquía

En el mapa de aquí abajo te dejo todas las localizaciones de los yacimientos arqueológicos que menciono en este post.

mondo
LISTA DE COSAS QUE HACER ANTES DE TU VIAJE

🛌  Reservar tu alojamiento. Reservando con mi enlace, contribuyes a mantener este blog con vida y a que pueda seguir compartiendo más información gratuita sobre destinos de todo el mundo.

🩺​ Contratar un seguro médico de viaje o un seguro de cancelación (con un 5% de descuento por ser lector del blog)


MÁS CONTENIDO SOBRE TURQUÍA PARA AYUDARTE A PLANIFICAR TU VIAJE

👉 Göbekli Tepe y Karahan Tepe: cómo visitar los templos más antiguos del mundo

👉 Ruta por la Costa Turquesa de 7 días. De Antalya a Esmirna en coche

👉 Pamukkale, el castillo de algodón de Turquía. Qué ver y cómo organizar la excursión por libre

👉 Qué hacer en la Capadocia en 2 ó 3 días. Mejores lugares que visitar por libre

👉 Montar en globo en la Capadocia: cuánto cuesta, qué saber y otros consejos. ¿Merece la pena?

👉 Cómo vestir en Turquía. Reglas de vestimenta y qué llevar en la maleta

👉 Turquía: ruta de 15 días recomendada

Deja un comentario