Evantoura

Vilna Lituania

Qué ver en Vilna, Lituania. 15 lugares imprescindibles que visitar

Durante mi viaje por las capitales bálticas, donde también visité Tallin y Riga, no tenía ningún tipo de expectativas con la capital de Lituania y he de decir que fue toda una sorpresa. De hecho, Vilna se convirtió en mi favorita de las tres. Es una ciudad con rincones preciosos en cada esquina, con el barroco como principal protagonista. En este post, te cuento qué lugares no te puedes perder en tu escapada a Vilna.

Los mejores lugares que visitar en Vilna

1. Catedral de Vilna

La Catedral de Vilna, ubicada en el corazón de la capital de Lituania, es una joya arquitectónica que combina elementos góticos, renacentistas y barrocos, si bien el edificio que vemos en la actualidad refleja el estilo clasicista. La catedral ha tenido que ser reconstruida varias veces tras incendios, guerras y por otros motivos. Además de su imponente fachada, destaca la torre de campanario de 57 metros de altura, que se encuentra justo al lado de la catedral y se remonta al siglo XIII.

Catedral de Vilna

2. Palacio de los Grandes Duques de Lituania

Durante los siglos XV, XVI y la primera mitad del siglo XVII, el Palacio de los Grandes Duques fue un centro político, diplomático, administrativo y cultural del Gran Ducado de Lituania. Originalmente gótico, en el siglo XVI se convirtió en un gran palacio renacentista, situado junto a la catedral. En la primera mitad del siglo XVII, también adquirió características del barroco temprano. En ese momento, Vilna era uno de los principales centros de Europa Central y Oriental. A mediados del siglo XVII, el ejército de Moscú destruyó el palacio y este no se reconstruyó hasta el año 2013.

Palacio de los Grandes Duques de Lituania Vilna

3. Torre de Gediminas

La Torre del Castillo de Gediminas se encuentra en lo alto de la colina del mismo nombre y es uno de los mejores lugares para obtener vistas de los tejados de la ciudad. Se trata de la única torre de fortificación que queda del Castillo Superior. Según la leyenda, el Gran Duque Gediminas soñó con un lobo de hierro aullando en la cima de esta colina, lo cual interpretó como una profecía de la gran ciudad que algún día se alzaría en ese lugar. Finalmente, construyó un castillo de madera en la colina. El Gran Duque Vytautas completó el primer castillo de ladrillos de la ciudad en 1409. La Torre de Gediminas ha tenido diferentes usos desde entonces, incluso fue utilizada como el primer edificio de telégrafos de la ciudad en 1838.

En la actualidad, la torre forma parte del Museo Nacional de Lituania y alberga una exposición sobre la historia de Vilna como centro del Gran Ducado de Lituania.

Torre de Gediminas Vilna
¡TE AYUDO A ORGANIZAR TU VIAJE POR LOS PAÍSES BÁLTICOS!

Si la planificación del viaje se te está haciendo cuesta arriba, yo te puedo echar una mano 🙂

Pide un itinerario personalizado o reserva una sesión de asesoría conmigo.

4. Tres Cruces, mejores vistas de Vilna desde lo alto

Junto con la Torre de Gediminas, la colina de las Tres Cruces es uno de los mejores lugares para disfrutar de vistas panorámicas de la ciudad. Este monumento de 12 metros de altura y que consiste en tres cruces blancas de hormigón armado se ha convertido en un símbolo de la identidad nacional. Las cruces a menudo se iluminan con diferentes colores para conmemorar eventos especiales para Lituania y el mundo. Así que, siempre que camines por Vilna de noche alza la vista por si acaso estuvieran iluminadas.

Tres Cruces Vilna
Vistas panorámicas Vilna
Vistas de Vilna desde la colina de las Tres Cruces

5. Iglesia de Santa Ana

La Iglesia de Santa Ana es a Vilna lo que la Sagrada Familia es a Barcelona. Ha permanecido casi intacta durante los últimos cinco siglos y es uno de los edificios más emblemáticos de Vilna. Es una obra maestra de la arquitectura gótica tardía y no son pocas las leyendas que circulan sobre esta iglesia. Entre ellas, existe el rumor de que Napoleón se la quería llevar a París. Junto a la iglesia encontrarás una torre de campanario construida en el siglo XIX, imitando el estilo gótico.

Iglesia de Santa Ana Vilna

6. Universidad de Vilna

Fundada en 1579, es una de las universidades más antiguas de Europa del Este y ha desempeñado un papel importante en la educación y la investigación durante siglos. Su campus histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, se encuentra en pleno centro del casco antiguo, por lo que te recomiendo pasar a ver sus patios interiores, que tienen bastante encanto.

En uno de ellos, encontrarás también una de las fachadas de la iglesia de San Juan, junto con su peculiar campanario. Desde lo alto de este, se obtienen muy buenas vistas de toda la ciudad. Eso sí, si te atreves a subir sus 193 escalones de madera (también hay ascensor para los menos deportistas). Por desgracia, el día que fuimos nosotros estaba cerrado, por lo que no pudimos subir. Pero además de por las vistas, el campanario destaca por albergar el péndulo de Foucault, que demuestra el efecto de la rotación de la Tierra alrededor de su eje.

Iglesia de San Juan Vilna
Fachada de la iglesia de San Juan en uno de los patios de la Universidad de Vilna

7. Palacio Presidencial

Muy cerquita de la Universidad de Vilna se encuentra el Palacio Presidencial. Este edificio de estilo clásico de finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX es la actual Oficina del Presidente. Antiguamente, sirvió como residencia de los obispos de la ciudad y, en el siglo XVIII, cuando Lituania fue ocupada y anexada al Imperio Ruso, aquí vivió el Gobernador General de Vilna.

Todos los domingos a las 12:00 se lleva a cabo una ceremonia de izado de bandera, que dura unos 5-10 minutos. Los soldados que participan van vestidos con uniformes reconstruidos de los guardias de la época del siglo XIV del Palacio de los Grandes Duques, del cual te he hablado más arriba.

Palacio Presidencial Vilna

8. Literatų gatvė

La calle de los literatos es un pintoresco callejón en el corazón del casco antiguo y está lleno de historia y cultura. Lo que hace que Literatų gatvė sea especial es su conexión con la literatura y los escritores famosos. A lo largo de la calle, encontrarás placas conmemorativas en honor a destacados escritores lituanos que han dejado una huella en la literatura del país.

Literatu Gatve Vilna

9. Edificio del Ayuntamiento de Vilna

El Ayuntamiento de Vilna, del año 1432, fue reconstruido por última vez a finales del siglo XVIII en estilo neoclásico. En su día, sirvió como teatro de la ciudad y presentó la primera ópera de Vilna. También se utilizó como Museo de Bellas Artes hasta convertirse en lugar de celebración de diferentes eventos, exposiciones y ferias. El acceso es gratuito y también se pueden realizar visitas guiadas del interior (en inglés).

La plaza en la que se encuentra el edificio del Ayuntamiento es también uno de los lugares más animados de la ciudad, donde se suelen celebrar conciertos y otros eventos.

Ayuntamiento Vilna

10. Iglesia de San Casimiro

La iglesia barroca de San Casimiro, del año 1604, es la única iglesia en Lituania que fue construida siguiendo el ejemplo de la Iglesia de Jesús en Roma. Está está dedicada a San Casimiro, el guardián de Lituania.

Iglesia de San Casimiro Vilna

11. Gueto de Vilna

Durante la Segunda Guerra Mundial, aproximadamente 12.000 judíos fueron obligados a vivir en el llamado Pequeño Gueto Judío (calles Stiklių, Gaono, Antokolskio, Žydų Str.), que existió hasta 1941, año en el cual se creó el Gran Gueto de Vilna (calles Lydos, Rūdninkų, Mėsinių, Ašmenos, Žemaitijos, Dysnos, Šiaulių, Ligoninės). Aquí vivieron alrededor de 29.000 judíos, la mayoría de los cuales fueron asesinados en Paneriai. La puerta principal del gueto se encontraba en Rūdninkų g. 18 y, hoy en día, puedes ver una placa conmemorativa.

Uno de los edificios que más destaca en el gueto es el de la Sinagoga Coral, la única sinagoga en Vilna que aún sigue en uso.

Sinagoga Coral Vilna

12. Puerta de la Aurora

La Puerta de la Aurora constituía una de las entradas de la muralla defensiva de Vilna. De las diez puertas originales, esta es la única que queda en pie. Uno de sus elementos más emblemáticos es la pintura de la Virgen María. Pintada específicamente para esta puerta en el siglo XVII, se ha convertido en una de las pinturas renacentistas más famosas de Lituania.

Puerta de la Aurora Vilna

13. Iglesia Ortodoxa del Espíritu Santo

Esta iglesia la descubrimos por casualidad (difícil pasar por alto su imponente cúpula) y la verdad es que nos gustó bastante. Fue reconstruida en 1749 tras un incendio, en estilo barroco, con detalles interiores en estilo rococó.

Iglesia ortodoxa Espíritu Santo Vilna

14. Bastión de la muralla

El bastión fortificado fue construido en el siglo XVI como parte del sistema de murallas defensivas de la ciudad. Sufrió graves daños durante la guerra con Rusia entre 1655 y 1661 y, a finales del siglo XVIII, el área del bastión se convirtió en un vertedero de la ciudad. Fue reconstruido en el siglo XX y se convirtió en un museo en 1987. Desde esta zona, también se pueden disfrutar de vistas de la ciudad desde otra perspectiva.

Bastion de la Muralla Vilna

15. Užupis, el barrio alternativo de Vilna

Sin duda, mi rincón favorito en la ciudad. Separado del Casco Antiguo por el río Vilnelė, Užupis es una república independiente desde el 1 de abril de 1997. Si has estado en Copenhague, es algo así como la versión light de Christiania. Se conoce como el «Barrio de los Artistas» y es un distrito bohemio en el que lo que más me llamó la atención fue su constitución, traducida a todos los idiomas y que encontrarás en la calle Paupio g. No te la pierdas porque seguro que te echarás unas risas. Otro de los rincones con más encanto en esta zona son los alrededores del Uzupis Art Incubator.

Constitución Uzupis Vilna
Placas con los artículos de la Constitución de Užupis traducidos a varios idiomas
Uzupis Vilna

Otros sitios que visitar en el centro de Vilna

Durante tu visita a Vilna, no pueden faltar ninguno de los lugares que te he mencionado más arriba. No obstante, lo mejor para conocer la ciudad es perderse entre sus calles. Una de las zonas con más encanto en el centro histórico es la de la calle Stiklių g. y alrededores. ¡No te vayas de Vilna sin pasar por aquí! La calle Pilies también es una de las más bonitas y animadas.

Por último, para conocer la Vilna un poco más moderna, puedes pasear por la avenida Gediminas, una avenida comercial.

Centro histórico Vilna
Tienda en la calle Stiklių g., en pleno casco antiguo de Vilna

Mapa con los lugares que ver en Vilna

Aquí tienes un mapa con todas las localizaciones que menciono en el post:

¿VAS A VISITAR OTRAS CIUDADES BÁLTICAS? NO TE PIERDAS ESTOS POSTS

👉  Qué ver en Riga, Letonia. 15 lugares imprescindibles que visitar

👉  Qué ver en Tallin, Estonia. Lugares imprescindibles que visitar

LISTA DE COSAS QUE HACER ANTES DE TU VIAJE

🛌  Reservar tu alojamiento. Aquí encontrarás un montón de opciones.

​🩺 Contratar un seguro médico o un seguro de cancelación de viaje por si las moscas (con un 5% de descuento por ser lector del blog)

Deja un comentario